Gustavo J. Fisher (1895-1959)


" ... Nacido en Montevideo en 1895, recibé su formación media en Alemania y posteriormente, la en Universidad de Montevideo, de donde egresó como lngeniero Agrónomo en el año 1918. En el Instituto Fitotécnico Nacional La Estanzuela, donde comenzara como practicante su carrera profesional, recorrió todos los cargos del escalafón desde ayudante hasta el de director, destacándose notablemente en la dirección de trabajos de selección de trigos y lino, con la profundidad que atesorara durante su estadía en la famosa Estación Experimental Agrícola británica de Rothamstead, donde encontré la clave para la interpretación biométrica de los ensayos de campo y laboratorio, que dio a conocer en una serie de publicaciones sobre experimentación agrícola y los métodos de R. Fisher, modelo desde entonces para los fitotecnistas de esta parte del continente sudamericano.

La nombradía de G. J. Fischer, en efecto, cruzó el Rio de la Plata y el Gobierno argentino le llamó a dirigir la División de Genética Vegetal del Ministerio de Agricultura, entre los años 1929 y 1930, introduciendo en su vasta red experimental la técnica de los ensayos factoriales de variedades, época, densidad y métodos de cultivo con sistemas propios de siembra y cosecha mecánica que fueron examinados y elogiosamente comentados por Erwin Baur.

Vuelto a su lnstituto en el Uruguay, en 1931, con el cargo de Jefe del Laboratorio Fitopatológico, interventor de la Dirección de Agronomía y encargado de la Sección de Laboratorios vinculada al Servicio Oficial de Distribución de Semillas del lnstituto de Química Industrial, el lng. Fischer organizó en una operación de gran amplitud las campañas de control de carbón volador del trigo, la instalación de ensayos cooperativos de fertilizantes y realizó notables investigaciones sobre quírnica del suelo y cerealera, actividad que difundió en su calidad de publicista, autor y redactor de la publicación denominada Archivo Fitotécnico del Uruguay.

Su fama le llevaría una vez mas fuera de su país, entre 1939 y 1941 el Ministerio de Agricultura de Brasil solicitó su colaboración para organizar la red de estaciones experimentales, en colaboración con el Centro de lnvestigaciones Agronómicas. Su nombre esta ligado desde entonces a la realización de experimentos cooperativos de trigo - planeados junto con esquemas de ensayos de rotación de cultivos y experimentación con arroz - en Pelotas, en el lnstituto Agronómico del Sur y la Escuela de Agronomía “Eliseu Maciel”.

Nuevamente en su país como Subdirector del Semillero Nacional, le tocó diseñar, con la cooperación de colegas brasileños y argentinos, ensayos intemacionales de trigo con el Servicio Oficial de Distribución de Semillas, que fueron notables en su época, en relación con alternativas de variedades, abonos y épocas de densidad de siembra. Su inquietud por la fertilidad de los suelos le llevé a desarrollar sus notorias experiencias sobre recuperación de los mismos, mediante el abonado de fosfatos y la siembra de leguminosas impulsando, desde La Estanzuela, un interesante programa de fertilización de 100.000 hectáreas en el Uruguay mediante la siembra de leguminosas.

Fischer fue un verdadero estudioso, que se preocupó por aumentar sus conocimientos en materia de investigaciones de Fisiología Vegetal y Suelos en instituciones de Finlandia, ltalia, Gran Bretaña y Suecia, particularmente en la Universidad de Upsala. Represento a su país en numerosas oportunidades en congresos y reuniones técnicas internacionales, llegando en algunos de ellos a ocupar cargos relevantes. 

Preocupóse asimismo de llevar a Uruguay a notables investigadores de la Agronomía y la Horticultura así como a especialistas en diversas materias como Fitopatología, Biometría, Fitogenética, etc. Su actividad, entonces, como propulsor de las investigaciones agronómicas en el Uruguay ha sido notable y puede ser presentada como ejemplar en el campo de la organización y la dirección de los establecimientos oficiales dedicados al mejoramiento de las plantas en que le tocó actuar. El Gobierno del Uruguay reconoció sus merecimientos y a la muerte del Dr. Boerger, en 1957, le designó para ocupar la dirección interina del lnstituto Fitotécnico La Estanzuela, cargo en el que falleció en 1959. Sus dotes de estudioso enciclopédico, gran agrónomo, notable fitotecnista y fitopatólogo e investigador de alta escuela, lo hacen acreedor al reconocimiento de sus conciudadanos y al de los países en que su ejemplo fue un manantial notable de nuevas inquietudes. ..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

DOCUMENTO: 9 de octubre de 1967